Font Size

Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Yo solo quería divertirme un rato

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Sample image

Esta expresión la dijo Marcos Brown,  a un patrullero de la Policía de la ciudad de Bogotá, al final de la madrugada del día 15 de mayo de 2011, cuando se encontraba dentro de una patrulla de la policía, rumbo al examen de alcoholemia. Horas antes había ocasionado un aparatoso accidente automovilístico,  donde  resultaron  dos  jóvenes  muertos  a  causa  de  los  golpes  que  este les ocasionara  con su  vehículo. 

Su rostro cansado  y   sorprendido  demostraban  arrepentimiento, volvían constantemente a su mente las palabras que desde muy niño le decían sus padres, amigos y hermanos de la congregación a la cual pertenecía, “HAY CAMINO QUE PARECE DERECHO AL HOMBRE, PERO SU FIN ES CAMINO DE MUERTE”  Prov.16:25.  No se que paso, “YO SOLO QUERIA DIVERTIRME UN RATO”.

Querido hermano y amigo, en nuestra vida cotidiana nos vamos a encontrar en diferentes situaciones donde vamos a estar tentados a  decidir qué camino tomar; hay caminos que nos conducen al placer, al desespero, infidelidad, tristeza, etc. los cuales por ser pecados, te alejan de la gracia de DIOS y siempre te van a traer dificultades y problemas, como dice un adagio popular TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A ROMA,  todos ellos tarde o temprano te llevaran a su fin que es la muerte (física o espiritual); Pero existe un solo camino a la felicidad y  salvación eterna y es nuestro querido y amado Señor JESUCRISTO quien manifestó ser el único camino en el evangelio de Juan capitulo 14 versículo 6 : “YO SOY EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA, NADIE VIENE AL PADRE SI NO ES POR MI”, JESUS dio su vida por nosotros y  por medio de su muerte crear el camino o puente para llegar al PADRE y darnos vida en abundancia. No te olvides  JESUS te ama.

Entrégale tu corazón a JESUCRISTO y dile “Señor JESUS, en esta hora te pido perdones todos mis pecados, límpiame y entra en mi , Te acepto como mi salvador y te doy gracias por morir por mí, llévame de tu mano y guíame en todos los momentos de mi vida, te entrego mi alma a tu fiel cuidado, gracias Señor, Amen”.

 

Dios te continúe bendiciendo.        

You are here